De finales inconclusos

Nunca voy a llegar a un cierre. Es que el cierre no existió. Solamente... terminó. Y no importa qué tanto trate de olvidar que sucedió, nunca va a no haber sucedido. Siempre va a haber cabos sueltos. Siempre va a ser algo inconcluso.

La mayoría de las veces es demasiado dificil, demasiado caro, o demasiado atemorizante alcanzar un sueño.
A veces pasa que una vez que te detuviste, te das cuenta de lo dificil que es volver a empezar. Por lo que te obligás a no quererlo. Pero sigue ahí. Y hasta que no lo termines, siempre va a estar... inconcluso.

Entradas populares