Porque todos somos idiotas de vez en cuando...

- En mi experiencia, es así como se desarrollan los hechos: estamos acá un rato teniendo una conversión incómoda, después me invento alguna reunión parlamentaria, una operación de corazón, una simulación de vuelo espacial en la que debo participar, salgo del departamento y no te llamo nunca más.

- Y después le contás a tu amiga la historia de tu última conquista y ella piensa para sí misma: "Quién será esa pobre idiota que se acuesta con él?".

Entradas populares