¿Te vas a poner a llorar?

- No te pongas a llorar eh... Ya sé que no hablé en toda la noche, pero tengo un montón de cosas en la cabeza, que me enteré, y cosas que ya sabía. Para colmo, no sé, parece que me enamoré de un tipo que está confundido. Te aviso que si te ponés a llorar porque vos también estás confundido no me voy a enamorar de vos, no es lo mismo. Porque no tengo afinidad con vos. Me voy a poner furiosa. No sé por qué voy al cine con vos, no sé por qué voy a cenar, no tengo la menor idea. Bueno, sí tengo idea. Sólo que no te lo dije porque no te quería lastimar. Pero ahora te lo voy a decir porque soy una buena mina.
Yo te utilizo. Te uso y me das lastima. Ya está? Te lo dije? A otra cosa mariposa. Ya está... no nos vemos más... porque te voy a empezar a odiar. Vos querés que te odie? No querés que te odie. Bueno. Yo no necesito a alguien que esté confundido. Yo necesito a un hombre para poder estar confundida yo. Porque soy una mujer y porque no estoy bien. Porque no doy más. Hasta acá estoy... de, de-



- Yo te quiero. Te quiero y estoy enamorado de vos. Sí, es muy probable que no nos veamos nunca más porque me acabás de hacer sentir cosas muy feas. Muy, muy feas. Pero bueno, el problema es que uno no elige de quien se enamora.

Entradas populares