Se va, se va... se fue.

Una vez que lo dejás ir, internamente te volvés libre. Recuperás tu sentido de estar viva y tu paz mental.

Entradas populares