De imperfecciones

- Bueno, me voy!

Me fui, y me quedé ahí los 10 me-va-a-venir-a-buscar segundos obligatorios... no vino.
Para el momento que llegué a mi casa, estaba segura que me había mandado un mensaje pidiéndome perdón. No lo hizo.

Entradas populares