De obsesiones

Como toda mujer consumida por sus problemas con hombres, necesitaba un proyecto que mantuviera mi cabeza lejos de la obsesión... y mis manos lejos del celular. Salí a cenar con una amiga.

- Ya pasaron dos días. Creo que se terminó. No tendría que haber hecho eso...

- Ay Por Dios nena, basta! Ya escuche demasiado sobre las cagadas que te mandaste vos. No es por eso!

- Ya se que no es por eso...
Es que... creo que estoy enamorada de él... y me da mucho miedo de que me deje porque yo no soy perfecta. Nos vemos poco y hace dos días que no me habla. Mirá si nunca más me habla y dentro de tres semanas, abro el Facebook y leo que está en una relación... con una mujer perfecta que nunca hace estas cosas y usa ropa importada y zapatos de $1000.

- Desde cuándo estás tan obsesionada con ser perfecta?

- No sé. Es algo que tiene él. Me tendrías que ver cuando estoy con él... No soy yo. Soy como otra yo. Uso como vestuarios... "Sexy", "Casual"... A veces me encuentro literalmente posando. Es estresante.

- Entonces dejá de hacerlo. ¿Por qué no le mostrás más de ésta? Ésta es genial.

- Y si no le gusta?

Entradas populares